maridaje con Tamal de azafran chiapaneco

Tamal de azafran

No hay nada mas tradicional en Chiapas que acompañar Tamal de azafrán, de yuyos o de dulce con un delicioso Pox

El significado de la palabra tamal es “envuelto”. Su palabra lo dice, ya que en realidad  es un envuelto  de masa de maíz en chala de mazorca. Los tamales son de origen indígena y luego se fueron haciendo conocidos en el mundo.El relleno puede contener carne, vegetales, quesos, frutas, etc. Hay salados y dulces.

Como se hace?

TAMAL DE AZAFRÁN

INGREDIENTES
2 Kg. De masa de maíz
¾ Kg. De manteca (para la masa)
200 gr. De manteca (para el recaudo)
1kg. De carne de pollo, deshebrada
1 cuchta. De pimienta
½ cuchta. De clavo de olor molido
½ cuchta. De canela
15 chilitos de simojovel * (opcional)
2 piezas de pan francés
6 dientes d ajo
1 cebolla mediana
1kg. De jitomate
2 cuchta. De azúcar
Hebras de azafrán
Almendras, ciruelas y Chile morrón (según num. De tamales)
2 rollos de hoja de plátano
Agua suficiente
Sal al gusto

MODO DE PREPARAR
Recaudo: se muele la pimienta, el clavo, la canela, el azafrán, los chilitos (fritos si se prefieren) y el pan francés tostado. En un recipiente se colocan la manteca y se requeman los ajos y la cebolla, se sacan y en esa grasa se pone el jitomate picado y se le van agregando las especies bien molidas. Si el recado queda muy espeso, se le vierte un poco de caldo, se sazona con sal y azúcar y se agrega la carne, dejándola freír un poco.

La masa: a la masa se le agrega la manteca, la sal y un poco de caldo en el que se cocido el pollo, si es necesario. Se bate con las manos hasta quedar bien mezclado y blanda. Las hojas que ya estarán arregladas, se van untando por el revés y se les pone una cucharada del recado, además de una almendra, una ciruela y una rajita de morrón; se doblan y se van colocando en una olla tamalera con unos dos litros de agua, se le ponen encima algunas hojas sobrantes para cubrirlos y se dejan coser una hora aproximadamente.

Hay dos maneras de arreglar las hojas: en la primera, se lavan, se les quita la hebra que traen en la orilla y se pasan por el comal a que suden tantito, para luego limpiarlas y cortarlas. La segunda es ponerlas a cocer, luego quitarles la hebra y limpiarlas con una manta para evitar que queden manchadas.